lunes, 29 de noviembre de 2010

LO HICE POR TI, MI AMOR

                                              Marc Chagall

Cambié por ella, para parecerme al hombre que siempre quiso ver en mí. Abandoné mis costumbres y me adapté a sus horarios, dejé de frecuentar amistades que a ella le molestaban. Ahora por las noches me busca melindrosa, se acerca a soplarme detrás de la oreja para que me disuelva, para mezclarme con ella y vaciarnos los dos en un nuevo organismo que nos acoja y nos contenga. Labios y brazos, piernas y sexos enroscados formando parte de una sola criatura de movimiento suave y jugoso. Busca inútilmente aquello que conseguíamos cuando yo era yo.

27 comentarios:

Flavia Company dijo...

Chagall me encanta. Y ese final que le has dado a tu micro... es espectacular. Círculo perfecto. me ha gustado mucho.

Los pretendientes de Ligeia dijo...

Me ha dejado que no sé ni qué decir. Muy bueno. Saludos

virgi dijo...

Tontería querer adaptarnos a los demás. Luego, ni nosotros nos encontramos.
Son estupendos tus textos.
Besos

Sinuosa dijo...

Me cuesta estar frente al ordenador y poner un comentario, aun así os leo de vez en cuando. Pero hoy no puedo pasar sin decirte que el final de este micro es una maravilla.
Que bien te manejas en estas distancias..., que bien.
Un abrazo.

NáN dijo...

Qué triste. Es como el hombre de Kafka que vivió al lado de una puerta cerrada que solo a él se le abría abierto.

Araceli Esteves dijo...

FLAVIA:
Me alegro de que con Chagall sí coincidamos. Y que te gusten mis micros me encanta.

LOS PRETENDIENTES...:
No hace falta que digas nada, que pases por aquí ya me basta.

VIRGI: Gracias. Toda transformación obligada tiene un precio.Me alegro mucho de que te pases por aquí.

SINUOSA: Qué alegría verte por aquí.Besos y agradecimientos.

NÁN: sí que es triste, sí.

Sue dijo...

Dejar de ser dos para ser uno con el otro es lo que tiene.

Algo triste, sí.

Araceli Esteves dijo...

No sale a cuenta ser otro, SUE, lástima que a veces te das cuenta demasiado tarde.

Herman dijo...

El amor es a menudo un laberinto. Estupenda narración, Araceli.

Anónimo dijo...

Araceli, lo mismo sueno a lo de siempre(me gusta mucho. Pero es que es prácticamente imposible que tus micros me defrauden( ya te cuidas tú de que eso no ocurra mimándolos)

La situación más real narrada de manera fantástica y que nos muestra lo aterrador que puede llegar a ser esa pérdida de identidad aceptada (resignada diría yo).

Un saludo!

R.A. dijo...

Perdón el anónimo anterior soy yo R.A.

Se me fue la mano antes de tiempo.

Isabel dijo...

Decir tanto en tan pocas palabras, lo consigues y me dejas boquiabierta.

Me encanta por todo y por lo visual que es.

Un fuerte abrazo.

MANUEL IGLESIAS dijo...

Hay parejas que con los años asemejan sus andares, sus olores, el color de su pelo, hasta el tono de voz, ella parece él. Él parece ella. Tu micro estupendo. La idea queda para meditar sobre lo que nos desgastan o desgastamos en el otro/a. Un saludo

Antonio de Castro dijo...

Intrigante y tortuoso. Habria sido mejor para ambos que ella hubiera aceptado al hombre que era él, y que ahora lamentara haber perdido.
Es como una pesadilla breve pero intensa.
Un saludo.

Pablo Gonz dijo...

Excelente, Araceli. Entonado, rítmico, con un giro brutal. Un gran micro, en mi opinión.
Abrazos fuertes,
PABLO GONZ

Araceli Esteves dijo...

HERMAN:
Es un laberinto del que es muy difícil salir, en efecto.

ANÓNIMA R.A:
Lo más aterrador se esconde a menudo en lo cotidiano.

Gracias, ISABEL, me alegro de que hayas "visto" el micro.

Araceli Esteves dijo...

MANUEL IGLESIAS:
La extraordinaria capacidad de adaptación a la pareja me parece un enigma.

ANTONIO DE CASTRO:
Efectivamente, como decía aquella:
Cuando los dioses quieren castigarnos atienden a nuestras plegarias.

PABLO GON:
Me alegra que te lo parezca. Un abrazo

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Araceli!
A veces,solo a veces, suele suceder.

Saludos de J.M. Ojeda.

Miguel Baquero dijo...

Es muy malo cambiar para tratar de adpatarse a lo que quiere el otro. Casi nunca resulta

Gemma dijo...

Hay que ver cómo es el espíritu de contradicción que nos mueve... Ni contigo ni sin ti tienen mis penas remedio, dice el refrán, y tu micro me lo recordó por cuanto nunca es bastante ni tenemos suficiente en materia de amor.
Besos

manuespada dijo...

Cuando te intentan cambiar acabas siempre siendo otro, con lo que ya no le gustarás a la persona que le gustabas por ser tú y que te ha cambiado para que seas otro, así que este micro cae en una paradoja circular e infinita de la que no puedo salir Cuando te intentan cambiar acabas siempre siendo otro, con lo que...

moderato_Dos_josef dijo...

Eso de las parejas es peligroso. amenudo uno cambia y se vuelve un poco de nada.
Un relato magnífico, el primero que leo.
Llego aquí desde el blog de manuespada.
UN abrazo.

BB dijo...

El cambio lo volvió irreconocible, tanto para ella, como para si.
Se convirtió en nadie...
Besos, Araceli
BB

Araceli Esteves dijo...

J.M. OJEDA:
Pasa muchas más veces de lo que parece.

MIGUEL:
No se puede ser lo que uno no és.

GEMMA:
No se puede servir el amor a la carta.

MANU:
Hay mucha gente atrapada en ese círculo absurdo.

Bienvenido, MODERATO. La pareja, a veces no resulta un buen invento.

BB, imagínate, el pobre, cambia por ella y lo más probable es que ahora ella lo cambie por otro.

Daniel Sánchez dijo...

Suele pasar.
Muy muy bien expresado.

NáN dijo...

¡Mira que escribir "abría", como si se le estuvieran "abriendo" las carnes!

Araceli Esteves dijo...

DANIEL, dicen que pasa mucho, eso dicen...
NáN, pasa en las mejores familias, y ni me había dado cuenta. Besos.