jueves, 15 de julio de 2010

DIOS VIVE EN MI CASA

Dios vive en mi casa desde hace ocho meses. Recuerdo muy bien, por lo lluvioso, aquel día de agua que llegó a casa. Su apariencia es de una niña de siete años y huele a lápices mojados. Pensé que era la hija de algún vecino, que se había colado por el balcón, siempre abierto, de la salita. Soy Dios, me lanzó nada más asomar mi cara por la puerta. Y antes de que me diera tiempo a abrir la boca, multiplicó por cinco el pan de molde y las varitas de merluza que acababa de comprar en el super.
Se le nota que es una niña bien, criada por unos padres ausentes.Y a juzgar por los milagros de los que soy testigo, es bastante torpe y antojadiza.Hace aparecer sin ton ni son, latas de aceitunas rellenas por toda la casa. Por no hablar de sus juicios someros, basados en lugares comunes y en la falta del más mínimo sentido crítico. Estos días presume a todas horas del milagro que nos ha hecho en el Mundial de Sudáfrica. Oye, le digo, que a mí no me has hecho nada. Además ¿qué pasa con los problemas económicos y sociales de ese pais? ¿te has parado a pensar en lo que van a hacer ahora con todos esos estadios de costes desorbitados y de imposible reconversión?
Otro día arreglaré eso, me espeta con el semblante aburrido. Y antes de que corra a anestesiarse con la Nintendo, ya ha dinamitado cualquier atisbo de duda que podría quedar en mí: Dios es una superficial.

23 comentarios:

Shaynne dijo...

Dios es una superficial. Buenísimo, Araceli, buenísimo.

Luis dijo...

En mi país dicen (a veces con resignación) "donde comen tres comen cuatro" y usualmente ocurre el milagro de la multiplicación del pan y los peces.
Un abrazo y después te envío un pliego de peticiones para que intercedas ante la divinidad por mí.

Gemma dijo...

Jajaja. Uno más de fútbol. :-)
Besos

Antonio de Castro dijo...

Me ha hecho recordar una pelicula de Ingmar Bergman, cuando, despues de que su novio muere en un accidente, la chica dice que Dios no existe, y que si existiera le escupiria a la cara. Supongo que no es para tanto, que simplemente Dios es un superficial con tendencias futboleras.
Un saludo

Miguel Baquero dijo...

Eso mismo sospechaba yo: que Dios es un poco superficial, la verdad, pero agradezco que me lo hayas confirmado.
¡Buenísimo cuento!

BB dijo...

Mira, que Dios, una superficial y futbolero, no quisiera encontrármelo por ninguna parte...
Un beso
BB

Pablo Gonz dijo...

Un interesante micro. Destaco la facilidad con que se incorpora el elemento fantástico. Pero me sobra la frase final: parece querer dirigir la conclusión del lector que puede ir en otro rumbo. Yo, por ejemplo, había pensado: "Dios es indolente".
Un abrazo,
PABLO GONZ

Herman dijo...

Me ha gustado mucho eso de que el hacedor tuviera apariencia de niña de siete años y oliera a lápices mojados. Un abrazo, Araceli.

Araceli Esteves dijo...

SHAYNNE, reconozcámoslo de una vez.

A mandar, LUIS, a mandar.

GEMMA, ¿se puede hablar de otra cosa?

Araceli Esteves dijo...

ANTONIO, pues sí que suena Bergmaniano lo que cuentas, sí.

MIGUEL, claro que sí, si todos lo sabíamos...

BB, pues dicen que está en todas partes, aunque yo, nunca lo he creído.

PABLO, te agradezco la aportación, pero yo quería justamente con esa frase, cargarme el cliché. No sé si lo he conseguido.

HERMAN, qué gusto me ha dado cargarme el retrato robot del hacedor. Besos

MANUEL IGLESIAS dijo...

Dios una niña caprichosa. Puede. En un momento dado pedirá hacer algo en su nombre. Ya la tenemos liada de nuevo. Los Dioses, hasta los fantásticos Dioses de los cuentos me resultan... Inquietantes. Un saludo

Araceli Esteves dijo...

¿Verdad que sí, Manuel?
A mí también me pasa. Inquietan y mucho.
Aunque como una vez escuché en una película: Yo (también) tengo un pacto con Dios: él no se mete conmigo y yo no digo que no existe. Un abrazo y gracias por comentar.

Raúl dijo...

Suena a cumpleaños... Felicítala de mi parte.
En cuanto al retrato que haces de la divinidad, yo también estoy un poco de acuerdo; todos sus análisis se quedan en la superficie, en lo epidérmico. Veleidoso que es.

Araceli Esteves dijo...

Sus veleidades son bien conocidas, RAÚL. Feliz verano.

NáN dijo...

Lo que nos faltaba, que Dios esté nuestra parte.

¿Sabes que me ha resultado todo de lo más creíble?

Araceli Esteves dijo...

No persigo otra cosa que ser creíble, NáN. Besos

Anónimo dijo...

"su apariencia es de una niña y huele a lapices mojados" es sorprendente sin duda, pero ¿por que "una niña", vale rompe el molde,cambia el género, desvirtúa la edad...¿bien para las niñas?.¿huele alapices mojados? un juguete que ya no sirve como juguete, dios es una niña que no es muy niña, ¿o si? prefire la nintendo, pobre dios y pobres niñas, pregunta, ¿no sería más apropiado cambiar a la niña por "cualquier pólitico subnormal de turno...pobres niñas, si son maravillosas y este dios carece de maravilla.

Reyes dijo...

Pues me ha encantado este cuento.
Y ahora te digo;
Este es el verano en que se supone que íbamos a conocernos,pero vine a trabajar , supuestamente , a Tenerife ;
al final volveré para Sevilla avanzado ya el verano , después de conseguir varios trabajos cutres y tomar mucho, muchísimo sol .

Te lo contaré todo por correo en cuanto llegue.

Espero que podamos vernos pronto, en cuanto mejore mi estado mental alterado a conciencia.


Besos de una niña que se creyó Dios aunque sólo era una versión literaria de Maradona .

Cuidate mucho .

Araceli Esteves dijo...

REYES, cuando puedas venir ya lo sabes. Me encantará que me cuentes cosas, por correo o por donde quieras.

strongboli dijo...

No sólo es una superficial, sino que nunca jamás ha salido a la superficie. Sigue allá abajo, con los peces abisales.
Molt bò, Ara. Petons.
(Pd: "Baritas" no va amb V?)

Araceli Esteves dijo...

Tens tota la raó, Llo, varitas....es clar que es varitas....mare meva, vaig a corregir inmediatment.

Txell Sales dijo...

M'encanta això que estava ben educada per uns pares absents. Déu meu! A més, el meu fill Merlin tampoc no pot passar sense olives, però no em diu mai què somia. Petons, diamant!

Anónimo dijo...

yo una vez perseguí a alguien como tú en menorca... y en la floresta... despues perseguí el amor y la comprensión de porqué perseguía algo y ahora me encantaría que me enviaras algunas palabras. javier d. jsokoa@yahoo.es