viernes, 29 de enero de 2010

DIARIO DE SUEÑOS ( BASADO EN HECHOS REALES)


 
El cuadro es de Eduardo Naranjo.

Éste es un sueño agradable: me recibe un abrazo cálido, envolvente.
No siento la necesidad de hacerme preguntas, sólo el deseo febril de soltarme en ese calor del líquido espeso y blanco que me envuelve. Parece nieve suave y caliente, pienso al tiempo que me descubro cierta excitación mullida.
Estoy rodeada de iguales, protegida por su cercanía cálida.
Todo está en su sitio, todo parece resbalar hacia una forma única de justicia universal. Por fin.
Participo de ello, me entrego a ese goce. De forma rotunda y sin fisura alguna. Solo soy uno más. Uno más en la bandeja.
Soy un canelón de una bandeja de dieciocho, bañado en bechamel y gratinándome en el horno.Y soy feliz hasta llorar crujientes lágrimas de queso.

(Que sí, que es un sueño real.  Lo soñé hace unos años. Nunca conseguí interpretarlo)

16 comentarios:

Olga B. dijo...

Ay, tenía ganas de que lo contaras, sí. Es raro, la verdad. Recuerdo que me lo comentaste cuando yo te dije que había soñado que daba a luz dos barras de pan, ¡y encima me decían que tenía que comérmelas!. Al menos tú eras un canelón feliz. Yo estaba un poco desconcertada;-)
Igual algún lector entiende de interpretaciones, yo tampoco he podido interpretar el mío.
Qué misterios...

Sinuosa dijo...

¿No sería que te acostaste con hambre?
Que cosas más sorprendentes soñais... Ahora entiendo esa fuente de ingenio.
;)

Gemma dijo...

Araceli, quédate con que eras un canelón feliz. Y bien acompañado.
¿Qué más quieres? ;-P
Ni idea de lo que pueda significar; eso sí, me ha conmovido que llores lágrimas de queso. Un beso

Olga, ¡¿dos barras mellizas?! ¿No estarías soñando metonimias de tu prole? ;-) Otro beso

BB dijo...

Araceli, eso de ser un canelón bañado en bechamel para que alguien más feliz que tú, te engulla a tí y a tus hermanos de salsa, me parece terrorífico...
Qué comiste ese día, niña?
Besos,
BB

Jaht dijo...

Visto desde la posición del canelón, es indudablemente un sueño agradable. ¡Qué mayor satisfacción que alguien te engulla por buena pasta y por presencia irresistible!.En la cumbre del éxtasis, ha descubierto la verdadera razón de su existencia. Acabar en el cubo de la basura, sí sería una pesadilla.

Un cuadro muy bien elegido el de Eduardo Naranjo.

Pedro Herrero dijo...

Más allá de cualquier interpretación, soñaste una receta de la cocina italiana, que como todos sabemos es culta y respetuosa con los cánones de la civilización. Nada de carne metida en bolsas de plástico, nada de insectos vivos ni productos transgénicos. Esas lágrimas de queso delatan un sibaritismo extremo. Puedes tener la conciencia tranquila. Avísame cuando sueñes los postres.

Reyes Uve dijo...

jajajajaja
....
perdona, pero es la primera vez que me imagino un canelón rubio.
Y guapo.
Besos.

Antonio de Castro dijo...

A mí me pareció muy sensual. Lo de las crujientes lágrimas de queso es genial para rematar el sueño, no se le ocurre ni a John Lennon cuando escribía “Lucy in the sky with diamonds”.
Saludos

Raúl dijo...

Peor sería haber soñado ser la bechamel. Sonrío

Abilio dijo...

Tal vez buscabas alguien que te comiese despacito.

NáN dijo...

Estar entre iguales es un sueño de todos, no hay nada que interpretar.

Lo leía tan complacido; hasta las lágrimas de queso, que no soporto.

Es un sueño agradable (tú lo dices), que es lo que importa. Y se lee como un sueño colectivo agradable (esto lo digo yo como lector).

¿De verdad pensáis que hay interpretación, que siempre la hay? Muchas veces pienso que son narraciones por el placer de la narración.

Y esta es una de ellas. Y si te comen, no te preocupes; nos comen todos los días.

strongboli dijo...

La verdad es que leyendo esto dan ganas de ser un canelón... Interpretación del profesor Planetoff: "El canelón representa el cuerpo dentro del vientre de la madre, cálido y seguro, suave y líquido. Ante todo busca la seguridad y la tranquilidad de espíritu. El hecho de que haya más canelones significa que le hubiera gustado tener hermanos gemelos, o quizás tener mejor relación con sus familia en general. Lo del queso es porque le encanta el queso. Y a mí, no te digo..."
Molts petons.

manuespada dijo...

La última frase es preciosa. La verdad es que el sueño se las trae, si alguna vez algún psiquiatra te dice su significado, pon aquí la respuesta, porque tiene miga.

Araceli Esteves dijo...

OLGA, es curioso eso de soñar que somos o parimos comida. Siempre me ha parecido muy interesante el lenguaje de los sueños, aunque la mayoría de las veces, no entienda nada.
SINUOSA, pues sí, de los sueños se puede extraer a veces, buen material para cuentos. Hay que saber podarlos bien, eso sí.

GEMMA, en realidad es con eso con lo que me quedé, con que fue un sueño feliz, aunque me pareció extrañísimo que me resultara tan grato ser canelón.

No, BB, no fue nada terrorífico, más bien todo lo contrario. Y de ahí la extrañeza.

Sí, JAHT, acabar en el cubo de la basura hubiera sido terrible. Aunque en el sueño lo que me producía esos cosquilleios de felicidad era la cercanía de los otros, el calor del horno y el no tener que cuestionarme NADA MÁS

Ja ja ja... te avisaré PEDRO, no lo dudes.

REYES, me alegra haberte hecho reir. Un canelón rubio de bote porque ya toca tapar canas...

ANTONIO, sí, efectivamente tenía algo muy sensual.Con esa sensación me quedé, a pesar de lo absurdo de la situación que la provocara.

Araceli Esteves dijo...

RAÚl, Haber sido la bechamel hubiera sido un anticlimax total.

ABILIO, pues ahora que lo dices...

NáN, pes sí, nos comen todos los días. Pero esa manía de querer interpretar es porque los sueños salen de nosotros pero viajan por cuenta propia. Eso es lo que alucina.

STRONGBOLI, el profesor Planetoff me ha abierto los ojos. Cuánta sabiduría...

MANU, creo que si se lo cuento a un psiquiatra ya no me suelta.

Anónimo dijo...

:DDD Me encanta porque al principio el sueño parece que iba a ser como muy new age, de conciencia universal y todos uno y mira tú, luego eras un canelón con conciencia. Encima lo escribes de forma literaria y me parece muy bonita esa imagen de las lágrimas de queso.

Un saludo
R.A.