miércoles, 5 de agosto de 2009

Publicidad.

Me ha llegado este vídeo de Amnistía Internacional. Es simple, muy redondo, ideado por buenos publicistas para reblandecer consciencias. Antes de que el inevitable escepticismo atravesara el conato de lagrimita y borrara mi sonrisa bobalicona, por una milésima de segundo hasta he llegado a pensar que podía ser cierto.
Pero sólo es publicidad...

video

La frase final, para los que no os aclarais con
el inglés es: tu firma es más poderosa de lo que crees

6 comentarios:

NáN dijo...

Es bueno. Y es cierto. No sabemos el potencial que tenemos, porque nos hacen creer que estamos solos; o que es necesario dedicar la vida entera.

Cada vez que veo a una persona dar un paso en la buena dirección, siento que no estamos tan solos.

Muchas gracias, Araceli.

iliamehoy dijo...

Eso es una joya, dulce y terrible a la vez. Vamos a creer que puede ser cierto... y no dejemos que nos borren la sonrisa.
Te mando la mía.

Jaht dijo...

Sé que son minoría quienes viendo este video no se conmuevan y deseen que las víctimas se volatilizen frente a la maldad.

Sé que somos muchos quienes desde nuestra humilde individualidad apostamos por un mundo mejor. No es suficiente.

La mayoría silenciosa tiene la palabra y no corren buenos tiempos, demasiada sequía, para que las semillas de la conciencia se hinchen y den fruto.

Er Tato dijo...

Sí, Araceli, por desgracia sólo es publicidad. Buena publicidad, pero sólo eso.

Un beso agnóstico

Miguel Baquero dijo...

Formidable publicidad. Cierto es que igual nuestras firmas, cuando las echamos, no sirven de mucho, pero de menos serviría todavía la indiferencia.

Gemma dijo...

Por algún sitio (y de algún modo) hay que empezar. Aunque parezca insuficiente, el compromiso de palabra sirve de algo.

(A mí al menos me gusta pensar que, llegado el momento, pueden erigirse en acciones.)

Un abrazo