sábado, 25 de julio de 2009

¿BLOGUEAS O TRABAJAS?

Veo que ultimamente somos muchos los que nos planteamos lo de seguir o no seguir con el blog, si tiene sentido, para qué lo tenemos, que razón nos empuja a exponer nuestros textos o nuestras pajarracas al amable bloguero que nos lee. Lo pienso a menudo. Lo de leer textos ajenos lo tengo claro, he descubierto muy buenos escritores ( muchos inéditos) en la red. Y muchas veces disfruto más de algunas de sus entradas que de algunos textos de autores de relumbrón ( algún día se tendrá que hablar de Millenium ).Tendría un disgusto de los grandes si cualquiera de los blogs que frecuento se cerrara. Lo tomaría casi como un abandono, una pequeña muerte.
A los blogs hay que darles de comer con cierta frecuencia, es parte del juego. Lo que escribes un día, lo leen unos cuantos fieles (a los míos no me cansaré de agradecer sus visitas) y algún despistado que pasaba por ahí. Despues los textos van engrosando un paquete de entradas antiguas que quedan hibernando el sueño de los olvidados.
Hay algo de exhibicionismo, sin duda, también de vanidad, y mucho de búsqueda de esa respuesta inmediata de los lectores ante un texto recién horneado. Otros textos surgen de la necesidad de gritar alguna verdad que nos quema en la garganta y de hacerlo a golpes furiosos de tecla. Lo cierto es que cada mañana, después de abrir la oficina, encender las luces y conectar el ordenador, antes incluso de comprobar si hay alguna tarea urgente pendiente, entro en "el pasado que me espera" y me dirijo a la columna de la izquierda a ver en qué andais metidos. Intuyo sobre qué puentes invisibles vais a proponerme caminar en los momentos que iré arrancando a las obligaciones, que sin duda también me esperan ese día (basicamente me desesperan).
En fin, que por estos y algunos motivos más, yo lo tengo claro, blogueo.

21 comentarios:

Reyes dijo...

Blogueo, blogueo , Araceli del alma, luego existo.
Ahora tendré vacaciones forzosas.
Una pena.
Por mi parte seguiré fiel a tu blog , esto lo sabes.
...
Besos.

Miguel Baquero dijo...

Creo que tú y yo empezamos casi a la par, creo, en esto de los blogs. Yo comencé muy escéptico pero ya soy un fan convencido. entre otras cosas, gracias a bitácoras como el tuyo y a esa agradable forma de ir visitándonos y leyéndonos. A mí también me asombra muchas veces la calidad que retumba en algunas entradas.

Espero que todo esto dure mucho; de momento disfruto el momento y ¿quién me iba a decir a mí que me llevaría un disgusto sólo de pensar que alguien puede dejar de escribir sus cosas en la bitácora?

Espero que un día podamos conocernos personalmente los cuatro o cinco o seis blogueros que no sé cómo vamos siguiéndonos los pasos unos a otros y acabamos recalando en los mismos blogs.

Lo dicho: disfrutemos el momento blog, que para mí es un regalo.

Mega dijo...

Yo también lo tengo claro. Escribo porque blogueo, así que le debo mucho a la red. Tener a unos cuantos lectores fieles me parece ya el colmo de la suerte.

Fíjate que hasta me gusta de vez en cuando sumergirme en publicaciones de hace dos, tres, seis meses para releer vuestros comentarios... Un vicio, vamos.

Besos, Araceli

iliamehoy dijo...

y en ese tiempo de paro laboral forzado pero bien recibido a la vez, me queda bendito sea!! mi viaje a los lugares que engalanan soledades, acompañan insomnios y alegran corazones.
una sonrisa en blog

sergio astorga dijo...

Araceli, no hay nada mejor que las vanidades compartidas.
La fortuna de leer y ser leido es un enlace tan sutil que alegra.
Un abrazo bloguero.
Sergi Astorga

Raúl dijo...

Cansa la rutina, el compromiso voluntario, incluso el creerse (sentirse) parte endogámica de una suerte de secta que pareciera rendir la vida que existe más allá de los bites, frente a la que la pantalla del pc proporciona.
Pero tras todo esto, queda el placer por leer, por conocer, por disfrutar de descubrimientos diarios (!diarios!) que serían la envidia de cualquier Livingston, por encontrar el simbólico aplauso (a veces sincero) por quienes se detienen a leerte...
Yo, incluso agotado, también lo tengo bastante claro.
Gracias por esta entrada, Araceli.

lologuit dijo...

He descubierto cosas insospechadas en estos meses que ando metido en esto. "El pasado..me ha permitido tomar conciencia de este medio. Otros Blogs, como este, me han mostrado nuevas maneras. Tiene su formato, su momento; como no he pasado por verano anterior, puede que este tiempo sea menos propicio para este trabajo. El sol brillante y poderoso anula la luz, casi sombra, de la pantalla del portatil. Vamos a seguir leyéndonos. Ese clic, al hacerlo, es como una caricia. Las caricias siempre sirven para algo...

Marta Sanuy dijo...

Araceli lo cuentas de maravilla.
Además del gusto de pasar por aquí está el de seguir tu pista por los otros blosg, y voy teniendo la sensación de que ya nos conocemos mucho.

A mi me da por divagar sobre los blogs con frecuencia y me parece interesante la importancia que esta adquiriendo el "texto", pero como dice Miguel Baquero mejor quedamos y nos lo contamos. A ver si es posible.

Y ya disculparas pero me sale una rara timidez a veces y apenas dejo comentarios, pero por ahí detrás estoy. Besazos guapa, y buen verano.

BB dijo...

Yo soy aquella que lee vuestros
blogs y la idea de que abandonen
filas, me aterroriza.
Pues claro que escriben para ser
leídos y para quienes, como yo,
disfrutemos con cada texto que
nos obsequian. Leerlos es un placer, un deleite repetido y para
mi, es el conocer gente hermosa,
llena de talento, que vierte su
maravillosa palabra en estos blogs.
No, no encontraría la forma de
prescindir de ellos.
Prescindir de ti, me querida
y genial Araceli.
Un beso
BB

lologuit dijo...

Por cierto: esta tarde me he "zampado", bajo mis abedules Cuentos para sonreir. Página 82 Náufrago con suerte. "Y como necesitamos saber el uno del otro, cada mañana..... etc recogemos los cocos que nos dejamos unos a otros.
Enhorabuena. Una algazara maravillosa esto de los blog. Y.. ya está. Cogemos los cocos que nos vamos dejando unos a otros

Jaht dijo...

Las buenas intenciones de la mayoría de blogs arrasa con lo negativo que también subyace en algunas tristes exhibiciones.
Yo aspiro a que sólo me lean quienes se sienten cómodos en mi compañía, hablando o callando; nada de compromisos e imposturas.

Reivindico la importancia de las entradas antiguas, ya reposadas y abiertas a análisis más profundos.

Soy muy nuevo en esto pero hoy por hoy considero al blog más un amigo que un enemigo.

Fernando Valls dijo...

Y recuerda que no puede abandonarse la mascota, aunque haya crecido demasiado, en la estación de servicio...

El Viajero Solitario dijo...

Supongo que todos los que mantenemos un blog de creación literaria -distintos son los que hacen reseñas o estimulan nuestras lecturas- nos hemos planteado en más de una ocasión echar el cierre. Y algunos lo han hecho. ¿Por qué otros nos mantenemos? Qué sé yo, por exhibicionismo, por vanidad, por necesidad de cierto reconocimiento, porque sí.

En el tiempo que llevo de bloguero me ha sorprendido gratamente el hallazgo de excelentes escritores (entre los que te encuentras, prima), pero tengo claro que el destino de ellos es llegar algún día al papel; es el lugar que les corresponde.

El hecho de que el único editor de un blog sea el propio autor hace que la calidad literaria de la mayoría de los blogs deje mucho que desear. Aun así, aunque escasa, hay buena literatura más allá de los libros.

Que disfrutes del verano, si el calor y las obligaciones laborales te lo permiten.

NáN dijo...

En este tema, me alegra tanto que coincidamos de pé a pá.

Creo que Fernando Valls ha dado en el clavo:

"no puede abandonarse la mascota, aunque haya crecido demasiado, en la estación de servicio...".

Lo hacemos demasiado en la vida (y creo que lo hacemos contra nosotros mismos).

¿Seguimos adelante? ¡Sí, seguimos!

manuespada dijo...

Escribir en un blog es como escribir en cualquier lado, incluso en la pared de un baño, cuesta hacerlo, conlleva un esfuerzo muy grande, agotador diría, pero una vez hecho te gusta ver a la criatura, porque el hecho de escribir no es lo que nos gusta, sino el hecho de haber escrito. Adelante con el blog...

Nómada planetario dijo...

Quien más y quien menos ha tenido sus dudas, a la hora de mantener el blog en funcionamiento.
Supongo que en buena medida nos pagan con la moneda de agrandar nuestro ego, otra razón puede ser el formar parte de una comunidad que de otro modo que en la red, terminaría como el rosario de la aurora.
Saludos. Buen blog.

Araceli Esteves dijo...

A TODOS

Os había preparado una respuesta a cada uno de vuestros comentarios, pero una vez más, al enviar el comentario el duendecillo de internet lo ha borrado. Me pasa a menudo, pero ahora no tengo la paciencia de volver a escribirlos.
Lástima.Os decía cosas muy interesantes, francamente trascendentes, de esas que te cambian la vida. Bueno, otro día será.
Gracias a todos y buen verano.

NáN dijo...

Casi me alegro de que se haya borrado, porque a ciertas alturas... ¡Qué pereza que te digan algo importante y tengas que cambiar de vida!

:-)

Uno está ya pa' "Virgencita que me quede como estoy"... pero mucho tiempo, ¿eh?, mucho tiempo. Ya me lo dijo mi psiquiatra, "tienes que cambiar". Y cambié de psiquiatra.

Buen agosto a todos.

BB dijo...

Nano: Me parece excelente la
medicina...
BB

Olga B. dijo...

Llego muy tarde a esta entrada, pero estoy haciendo una pequeña ronda de verano;-)
Veo que otra cosa en la que nos parecemos los que escribimos en blogs es en tratar de explicarnos recurrentemente para qué. Qué más da. A mí las palabras se me salían y me ha gustado encontrar lectores, y también encontrar textos maravillosos gratuitamente y sin esperar nada a cambio. Es cierto que he tenido alguna mala experiencia con gente muy aduladora que se mosqueó cuando fui incapaz de hacer lo mismo (aunque hay que ser amable, tampoco se puede decir "¡maravilloso!" a todo lo que se lee, eso es muy injusto), y no siempre da tiempo a ir a todos los sitios, pero la mayor parte de los descubrimientos son muy positivos, por eso volvemos, por eso navegamos.
Un saludo, Araceli... y buen trabajo;-)

strongboli dijo...

Pobre de tu que ho deixis...
Molts petons