miércoles, 12 de noviembre de 2008

AMANTIS


No dormía a mi lado cuando la primera luz del día me despertó. Le busqué por toda la casa. Su móvil no tenía cobertura. Excitada como estaba al recordar la noche anterior y con su olor a tierra húmeda todavía vivo en mi hombro, mojé mis dedos en el rastro que su saliva había dejado en mi boca. Después los dedos resbalaron obedientes y finalmente lo encontré, escondido y asustado en el más recóndito de mis pliegues.

14 comentarios:

Sinuosa dijo...

Guauuuu...
¡Mágico!

Tengo que echarle un ojo a tu obra, aunque me saltaré los poemas porque no entiendo de poseía (un fallo en mi disco duro neuronal, supongo).

Pedro dijo...

En nombre de la Asociación Nacional de Espeleología: gracias.

Anónimo dijo...

És difícil cercar i trobar els contactes físics. Molt bé. Al final el trobes en doblegar-te tu mateixa.

Txell Sales dijo...

La saliva, com les petjades, sempre deixen rastre.

Raúl dijo...

No es un mal sitio para cobijar al amor, al placer, o a ambos a un tiempo.
Precioso.

strongboli dijo...

No me gustaría morirme sin que antes se invente el perfume de olor a tierra mojada...
(O a hierba recién cortada)

El Viajero Solitario dijo...

Mira que yo hubiera escogido el armario o bajo la cama o un salto por la ventana. No es mal sitio para esconderse, el que ha elegido el personaje. Si al final va a resultar que soy más tradicional de lo que creo.

Un relato sugerente que deja pensativo. ¿No le pones título? Se lo merece, el pobre.

el pasado que me espera dijo...

SINOUSA, gracias por la visita, no te creas, de poesía yo tampoco entiendo, ni ella me entiende a mí, te lo aseguro.
PEDRO, de nada,suerte en las prospecciones.TXELL I tant, deixa rastre i té memoria...Un petó. RAUL, sí, es bueno encontrar un buen lugar en el que esconderse, a veces.STRONGBOLI ¿Has probado revolcarte en el barro o sobre la hierba? Es el perfume más barato y más ecológico que conozco.
VIAJERO, me las pillas todas, el título lo había puesto, en serio, debíó entrar por alguna rendija a uno de los universos paralelos. A saber...Gracias por avisarme.

Bárbara dijo...

Qué chulo! lo que cabe en un pliegue.

Reyes dijo...

Pues sí, me apunto a comentar detrás de Bárbara , ...
yo, como soy un poco lenta, no me di cuenta de que era el amante lo que estaba ahí.
Te juro que pensaba en otras cosas.
Pero es que esta semana tengo la percepción algo alterada.
Besos.

Anónimo dijo...

Creo que el olor a tierra mojada
es sin duda el semen.
Lo reconozco, pues se olor, como el de las gardenias, me embriaga, mitad veneno, mitad perfume.
Lolita Lepika

Miguel Baquero dijo...

El olor a tierra mojada... después de que haya caído un chaparrón. Eso puede ser suficiente para volver loca/o de amor a más de uno/a.

Anónimo dijo...

Si no fos qui soc et diria que ets molt atrevida pero com ja saps qui soc t'haig de dir que ets sincera i que la poesia necesariament ha de ser-ho.
En lo que respecta als comentaris,trobo que confonen el erotisme " trasnochado amb el desig

el pasado que me espera dijo...

BARBARA, es verdad, en un pliegue puede caber lo más insospechado.

REYES Me encantarìa saber qué otras cosas imaginaste.

LOLITA Así es. Es el menos orgánico de todos los olores corporales: tierra mojada con agua de piscina, o algo así.

MIGUEL No hay nada tan evocador como un olor, es la única memoria que no perdemos, creo.

ANONIM JORDI L´erotisme es lliure, tothom el viu com vol o com pot.Gracies per la teva visita.