lunes, 10 de noviembre de 2008

LOS QUE NO SOY

No nací en Somalia,
ni soplo vida a cucharaditas,
a mi hijo nacido para morir.

Tampoco soy un marinero portugués
con una cicatriz en el ojo,
producto de los celos de una mujer.

No soy un niño palestino
que apedrea tanques israelíes.

Ni fui una prostituta del East End
en el Londres victoriano.

Soy yo y no sé porqué.
Sobrevivo sin saberlo.
Visto mis sueños
y maquillo las ausencias
que solo me duelen a mí.

Llevo en la maleta
los restos de mis naufragios.

Y el color azul solo es
mi forma de ver el azul.
Nunca el azul que vería
el marinero portugués
que pude haber sido.

Vivo la vida metida en mí,
la veo desde mi ventana,
que es capricho de la genética.

Cada mañana
me yergo sobre mis dos pies.
Salgo a mi percepción del mundo.
Con las luces y las sombras
tamizadas por mis visillos.

No ahora, ni hoy,

en este día que amanecí rara,
pero sí me ocurre casi siempre:
me levanto sin conciencia ni nostalgia
de aquellos que no soy.

14 comentarios:

Reyes dijo...

Cómo puedo decirte cuánto me ha gustado este poema?
Pues voy a probar;
me ha encantado .
Esto de la visión o la conciencia de otras vidas tiene un nombre , es un fenómeno que tiene que ver con lo literario, pero también con lo espiritual.
POr eso leo a José Tadeo, el autor del blog "Mi vida mágica".
Me gusta la complejidad que alguna gente podemos experimentar , aunque lo llamemos sensibilidad , ser raro, y todo eso.
Me gustó muchísimo.
Besos.

Miguel Baquero dijo...

Yo no entiendo de poesía, amiga del pasado, pero algo entiendo de frases bonitas y aquí hay algunas, varias, muchas... si te sirve de felicitación.

TortugaBoba dijo...

Me gustaría hacer un análisis de las partes que más me han gustado del poema, pero al igual que Miguel, no soy muy ducha en este menester. Así que me limitaré a decirte que me siento identificada con muchos fragmentos, y que da serenidad una poesía tan bonita.
Beso.

strongboli dijo...

Muy bonito...

Bárbara dijo...

Tienes razón, nos hacemos por eliminación, más de restas que de sumas.

Pedro dijo...

"...me levanto sin conciencia ni nostalgia
de aquellos que no soy." Tus posts tienen la rara habilidad de despertar ese espeleólogo que vive en mí, así que he vuelto a ojear (que dice el diccionario que es "mirar superficialmente un texto", y ahora no sé bien si a lo mejor lo que hice fue hojear: "Pasar las hojas de un libro, leyendo deprisa algunos pasajes") más viejos y más subrayados libros de mi estantería hasta rescatar un librito -que comprara en ocasión remota en Coimbra- de ese otro gran maestro, Ricardo Reis por las mañanas, Pessoa por las tardes después del café, unas odas pagadas en escudos, 990, hallado en una diminuta librería de altísimas paredes que obligaban a búsquedas de alpinista avezado (precisamente a este mismo espeleólogo circunstancial) hasta darse por satisfecho con este ejemplar impreso aún con una tipografía que ahora contemplo con avidez, esas letras con eco, manchadas a veces en los ángulos, más pálidas en otros puntos, tipos bailados que la tinta revistió de una personalidad caprichosa, y así, superada la emoción del reencuentro con este viejo, muy viejo amigo, he encontrado en la página 123 de mi edición un poema que por fin ha tranquilizado mi afán buceador y que te traigo como digno contrapunto a tus versos arriba citados:

Não sei de quem recordo meu passado
Que outrem fui quando o fui, nem me conheço
Como sentindo com minha alma aquela
Alma que a sentir lembro.
De dia a outro nos desamparamos.
Nada de verdadeiro a nós nos une-
Somos quem somos, e quem fomos foi
Coisa vista por dentro.

De-gusta-dor dijo...

Entonces me gusta como eres

el pasado que me espera dijo...

REYES, me alegro de que compartamos
ese gustito por lo que no se aprecia a simple vista.MIGUEL, sí, lo de la poesía es raro, en realidad a veces solo es poner los pensamientos en columnas. Y si lo escribes más apaisadito, resulta que es un microrrelato. Aunque lo importante, es sacarse uno de encima eso que pincha si no se escribe, supongo. TORTU, si te da serenidad me doy pero muy por satisfecha.Gracias. STRONGBOLI, tienes un curioso nombre, muy bolidista y muy bonito, también.
BARBARA, cuánta razón tienes, yo creo que hemos ido quitándonos capas hasta llegar a ser lo que somos, y creo que esa idea ya me está pinchando para otro poema, o lo que sea.Ostras PEDRO, me encanta despertar al espeleólogo que tienes dentro, que luego comparte tan interesantes hallazgos.El portugés me cuesta un poquito, es como leer en dificil.A grosso modo se entiende, eso sí, y sonar suena muy bien.DE-GUSTA-DOR, el gusto es mío.

Raquel Fernández dijo...

Ante todo quiero agradecerte que hayas pasado por mi blog y me hayas dejado tu comentario.
Me gustó muchísimo este poema. Hace un tiempo escribí uno titulado "Yo no soy" que tiene casi el mismo espíritu.
Bello tu espacio.
Un abrazo.

Miguel Baquero dijo...

Ey, la cita de Ferlosio es nueva. ¿O ha estado ahí desde el principio y yo no me he dado cuenta? Como siempre voy directo a la chica, quiero decir, al cuento. Otra cosa, ¿qué día vas a volver la cabeza en la foto para que te veamos?
Un abrazo

Miguel Baquero dijo...

A la chica quería decir, no a la chica.

Miguel Baquero dijo...

Joder, a la chicha. CHICHA. Ya. Esto de escribir con dos dedos es una putada. Qué lío me he hecho

el pasado que me espera dijo...

La cita está casi desde el principio. Lo de darme la vuelta, umm déjame que lo piense. Ya me lo he pensado: igual en carnaval, cuando lleve puesto el antifaz.
Es que salgo fatal en las fotos, en serio. Pero cualquier día salgo del armario.

TortugaBoba dijo...

Miguel chico, ¿a estas alturas no sabes mecanografía??? Un cursillo a distancia por CCC o un algo... :)Muá.