jueves, 11 de febrero de 2010

NOCHE DE PASION

En la oscuridad del dormitorio, mi amado recorre con sus labios de pulpa jugosa los lugares donde sabe que escondo mis puertas. Enciende y apaga con minuciosidad de orfebre pequeños incendios palpitantes en el vientre y en el pubis. Sus dedos resbalan curiosos, erizando aquí y allá, despertando centímetros de piel dormida. Entreabre la boca y los labios caminan por mis muslos. El vello se altera, recibe su aliento cálido como la caricia suave de un viento antiguo. Derrapa hacia las ingles y ahora se entretiene en sorberme despacio, a intervalos irregulares y llevado por una sed glotona y caprichosa. Todo es redondo y perfecto. Me revuelvo en mi misma, entregada a su voracidad esponjosa. Hasta que irrumpe un calor inesperado y húmedo en el lóbulo de una de mis orejas. Y se desvela aterradora, la presencia tierna y vigorosa del mordisco de otra boca.

29 comentarios:

Musaraña dijo...

Una maravilla....Describes la sensualidad con una gran elegancia. Bravo! :)

Antonio de Castro dijo...

El final es escalofriante. Hasta lo más placentero tiene su reverso oscuro. He trabajado toda la noche, dentro de un rato me meto en cama, pero cre que me va a costar dormirme.

Gemma dijo...

Muy bueno, Araceli.
Olgoso tiene un micro muy parecido que se llama "Iris".
(PS: Por si tienes curiosidad, lo encontrarás en un enlace de la bitácora de Antonio Serrano Cueto, publicado por el Heraldo de Henares.)

Isabel dijo...

Después de leer tu micro tan exuberante y a la vez misterioso, he seguido el consejo de Gemma y he leído Iris.
Yo prefiero menos palabras para decir algo. Me gusta que me quede el final en la imaginación, que no te den soluciones, sino esa ambiguedad que hace que pienses que todo es posible: aliens, animal, mujer...
o una visita al ginecólogo, jeje.

Muy bueno.

Pedro Herrero dijo...

Tengo entendido que ese problema suele presentarse en las relaciones sexuales. La dama en cuestión cree detectar la presencia de un segundo galán y así se lo indica a su compañero. Éste, alzando la cabeza y buscando inútilmente al presunto competidor, se da cuenta de que tendrá que duplicar sus esfuerzos para complacerla. Ya sé que es sólo otra interpretación, pero tómala como una versión irónica. Porque tu relato se me antoja insuperable. Un abrazo.

Sinuosa dijo...

Que bien manejada la sensualidad, en su punto justo, sin traspasar la frontera pornográfica (algo difícil de conseguir). Y luego el broche final: la sorpresa que me llega siempre como un regalo en tus relatos.
¡Magnífico!
Un beso.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Felicidades, Araceli. Nos incitas al erotismo (me gusta lo de los pequeños incendios) y, cuando más entregados estamos por el Sur, rompes el embrujo con un ataque violento por el Norte. Muy bueno.

BB dijo...

¿Ménage á trois?
De un erotismo sugerente y fino.
Un beso
BB

Jaht dijo...

¿De qué tiene miedo nuestra mujer ardiente?: ¿Del combate que se avecina?,¿de que una pasión apague la otra?, ¿de que una exaltación física y otra espiritual no hacen buenas migas?, ¿de que el sueño da paso a la realidad?,....¿de ninguna de estas suposiciones?.
Está claro, Araceli, que no crees en el happy end.

Terapia de piso dijo...

el embeleso de lo tórrido.

Un abrazo, Araceli.

José Roberto Coppola

PEGASA dijo...

Menundo sorpresón. Cuando estás más entregada al placer y te sorprendes que no sois 2, sino 3.

Me ha gustado tu post.

Un saludo

Olga B. dijo...

A mí me da miedo.

manuespada dijo...

Me ha gustado mucho la prosa de este micro, entre la poesía y la prosa, muy apropiado para la literaturá erótica. Y el final, estremecedor.

Reyes Uve dijo...

Que había otro..en la cama con ellos?
...
Perdona , estoy con sobredosis de vitamina C .

Anónimo dijo...

Inquietante...Me ha encantado la descripción.
Un saludo. R. C.

strongboli dijo...

Cómo que aterrador? Cómo que aterrador? Jaja. Muy, pero que muy sugerente, Araceli.
Petons para nada tremebundos.

Miguel Baquero dijo...

"La presencia tierna del mordisco" Estos son los malabarismos con las palabras que me encanta leerte

NáN dijo...

El deseo que no cesa, se podría llamar.

Incendiario, Araceli.

Araceli Esteves dijo...

Gracias, MUSARAÑA, me alegro de que te haya gustado.

ANTONIO DE CASTRO, espero no ser la causante de tus insomnios aunque me alegra haberte producido cierto desvelo.

GEMMA, buenísimo el de Olgoso, eso ya son labios, digo palabras, mayores.

Sí, ISABEL, los finales abiertos a la imaginación también son los que más me gustan.

Muy buena tu interpretación, PEDRO HERRERO. No hay nada que me guste tanto como dejar la puerta abierta a distintas interpretaciones.

SINUOSA, gracias, pero cada vez me resulta más difícil esa búsqueda de la sorpresa final, que por otro lado se me plantea casi siempre como un reto.

Araceli Esteves dijo...

ANTONIO SERRANO, viniendo de ti, cualquier elogio vale su peso en oro.Gracias.

BB, o tal vez a cuatro o a cinco...¿quién sabe?

JAHT, no me gustan los happy ends, es cierto. Y me encanta que te hagas todas esas preguntas.

TERAPIA, o torridamente embelesado.

Gracias PEGASA, tal vez no son dos ni tres, tal vez cuatro o cinco, se van añadiendo bocas y dedos y miembros y arghhhh...

Pues sí, OLGA, un poco de miedo sí que da. A mí también.

Araceli Esteves dijo...

MANU, encantada de estremecer.

REYES, como he dicho más arriba puede haber dos, o tres o cuatro o más...
No pillarás ningún costipado este año, seguro.

ANÖNIMO R.C. encantada de encantar.
Por cierto, he repasado todos los conocidos R.C, y no caigo ¿te conozco?

STRONGBOLI, supongo que la clave del erotismo está justamente en eso, en sugerir. Si me he acercado a ese verbo lo celebro.

MIGUEL, hacer malabarismos sin que caiga ninguna palabra no resulta fácil. Se hace lo que se puede.

NáN, tengo siempre un problema terrible a la hora de titular mis cuentos, me llega hasta a doler la barriga así que te agradezco la sugerencia.

Anónimo dijo...

Anónimo R.C., no nos conocemos personalmente, pero intento conocerte un poco a través de tus escritos. Un saludo. R.C.

Anónimo dijo...

A veure si poses novetats,ja veus que jo cada dia escric alguna cosa.En el teu últim relat hi ha una paraula extranya -ATERRADORA
-si em permets la critica constructiva,(en el teu blog només tens admoradors),aqusta paraula no encaixa bé en el conteste literari

savi mullat per la pluja

Araceli Esteves dijo...

I tant que van bè les crítiques.
He escrit aterradora perque m´he posat en el lloc de la dona i la situació em sembla terrorífica. Pero hi pensarè...
En quan a posar novetats, ja m´agradaría poder fe´ho mes sovint pero es que jo no en soc gens de savia.Petons

ray dijo...

..qué maravilla con un final que sugiere un principio....
Así de relajada se quedó la odalisca.
Me ha gustado muchísimo.
(Ví un comentario tuyo a Jaht y me acerqué a ver).
Saludos

Anónimo dijo...

He rebut alguna critica d'amics i familiars,sobre l'ultim comentari que vaig fer del teu últim relat...em titllan d'irresponsable i de gelós.segurament les dos coses son certes...pero es que els savis som aixi,es a dir irresponsabes i gelosos...som umans aunque no ho sembli

Anónimo dijo...

faltaba una HACHE

Araceli Esteves dijo...

Tens amics i familiars que llegeixen el meu blog? que inclús fan crítiques dels teus comwentaris sobre els meus textes?
No podría demanar més.
Irresponsable sería no dir el que penses. Espero seguir gaudint de les teves crítiques.

marola77 dijo...

Genial, me encanta la forma que has descrito ese momento, como si lo estuvieramos viendo...Felicidades, un saludo cordial Marian