martes, 7 de abril de 2009

PACO GOMEZ NADAL, EL MALCONTENTO


Esta sopa llena de tropezones que es internet propicia algunos descubrimientos asombrosos, de esos que te reconcilian con lo humano. Es lo que me pasó con Paco Gómez Nadal hace ya unos meses.
Paco es un periodista comprometido, de los de verdad. Así y no de otra forma entiendo yo esa profesión. Habla de conflictos que no salen en los medios, que no están de moda, desde el lado del oprimido, denunciando la injusticia, haciendo que el sufrimiento deje de ser invisible. Vive en Panamá y ahora mismo está en ruta, conociendo en directo los abusos del poder, las injusticias generadas por un sistema podrido. Tiene además el don del verbo ágil y preciso. No sé qué cara tiene, la música que escucha o los libros que lee, pero junto a él me embarcaría sin dudarlo a uno de esos viajes de tocar la tierra, de juntarse con esas personas que valen la pena, luchadores silenciosos y resistentes. A veces Paco se desanima ¿cómo no? y duda del poder de la palabra. La suya es contundente, clara y honesta. Cuánto habrá que agradecerte por dar a conocer el terrible destino del pueblo naso, enfrentado en este preciso instante a un brutal exterminio.
Pero mejor dejar que hablen por él sus dos blogs.
Os animo a que los visiteis y le acompañeis en su viaje.
Va por ti, amigo Paco, y que tu voz nunca deje de retumbar en la red.

9 comentarios:

BB dijo...

Araceli: Yo que conozco a Paco
y sé de sus desvelos, su constante
lucha contra la injusticia, que
se hace tan ardua, tan desigual
y que él califica como la de
David contra Goliath, me complace
que uses tu blog para animarnos
a seguirlo en ese periplo por mi
tierra, tan maltratada, tan
abusada, más que nada en la piel
de esos indígenas que sólo sirven
para adornar postales.
Él ha hecho suya esa protesta,
ese caminar sin descanso, para
poner en evidencia tanto horror.
Es realmente, admirable.
Además, es mi amigo.
Lo he acompañado, espiritualmente,
en esa ruta iniciada hace un par
de meses. Acompañémoslo todos.
Eso lo anima, lo conforta,
Un beso
BB

Reyes dijo...

Me fío totalmente de tu criterio así que trataré de conocerlo.
Dice Galeano en el libro que me acabo de beber que los poetas son decorativos hoy en día, así que vamos a dejar de serlo.
Por lo que cuentas , la poesía de este hombre va por otro lado , es otra lucha .
Es una forma mejor de ser un bienaventurado , aunque de vida difícil.
Besitos.

NáN dijo...

Al leer lo de Araceli, en lo primero que pensé, BB, fue en que era tu tierra.
Ya veo que estás al tanto de todo.

Gtacias, Araceli.

TortugaBoba dijo...

"Pallá" que vamos a animar a Paco.
Muaks.

manuespada dijo...

Ahora mismo me paso por los blogs, hacen falta periodistas de verdad, de los que denuncian, y medios que se hagan eco, aunque eso ya es más difícil, pero, ¿para qué está Internet? A ver cuánto dura Internet sin censuras.

Shaynne dijo...

Ha sido una grata sorpresa encontrármelo por aquí. Conozco a Paco muy personalmente y qué decir de él... que es uno de mis referentes y que la tuya ha sido una descripción clara y pura de su persona =)

Un saludo.

Sombras Chinescas dijo...

Es uno de los milagros del blog: se confraterniza con gente remota, a la que posiblemente jamás se verá, y sin embargo se conocen sus pensamientos, electrónicamente impresos, puede que desconocidos para quienes los tienen al lado.

Saludos.

Pupila dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pupila dijo...

Hola Araceli :-)

Es importante que se apoyen este tipo de iniciativas. Bueno, el periodismo es muy amplio, tiene muchísimas ramas y formas de ejercerlo. Este que muestras podría ser de campo y denuncia directa. Estoy de acuerdo contigo en eso que dices de que se trata de velar por los oprimidos y no precisamente en las problemáticas de moda. Estoy totalmente contigo en eso. No conozco el trabajo de este señor que mencionas, pareciera que es bastante dedicado, sin embargo, es una tarea muy delicada, porque abundan por allí muchos cronistas amarillos que creen que con la buena intención es suficiente. Hay muchos tipos de lenguajes para trabajar y mostrar ese lado oscuro del mundo, cosa que como dices, es necesarísima, pero hay que tener cuidado de no caer en lo mismo. Lo más importante está en hacerlo de corazón y no para que otros vean. He notado que también das tu aporte de denuncia en ciertas ocasiones narrativas, que también es válido en la literatura. Enhorabuena por eso entonces.
Un abrazo.
P.