viernes, 13 de febrero de 2009

LA EXTRAÑA EPIDEMIA

- Es una patología frecuente pero de pronóstico incierto, dijo el doctor. En algunas ocasiones, el síndrome remite de forma espontánea. En otros casos lleva a una invalidez permanente.
El doctor Jiménez Del Llano está considerado una eminencia en el campo de la psiquiatría moderna y no pierde ocasión para mostrar los conocimientos adquiridos junto a López Ibor, en su labor al frente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas desde 1954.
- Es lo que en psiquiatría llamamos síndrome de debilidad paranoide.
Se nota que ha repetido el mismo discurso idéntico, incluso más veces de las que está dispuesto a admitir.
- No le lleven la contraria, eso sólo agravaría la situación.
- ¿Puede seguir trabajando?
- Por supuesto, si lo ha hecho hasta ahora, nada impide que siga haciéndolo. Al menos de momento. Ahora sólo podemos esperar.
- Pero todos sus delirios, sus amigos imaginarios…¿qué ocurrirá?
- Seguirá hablándole de ellos, insistirá en que se comunican todos a través de una suerte de máquina de escribir con miles de tentáculos invisibles que conectan todo el planeta.
La mujer intenta recuperar un llanto que ya ha brotado. Abraza la nariz entre sus dedos y barniza de lágrimas sus mejillas.
- Pero doctor, es horrible.
- Bueno, sólo se trata de una extraña epidemia.


Dedicado a todos mis amigos imaginarios del blog, que me animan a seguir delirando.

19 comentarios:

Terapia de piso dijo...

Cada quien vive su propia enfermedad imaginaria.

José Roberto Coppola

Shaynne dijo...

Me ocurré... y poco a poco, uno a uno van dejando de ser enagenaciones mentales para convertirse en realidades tangibles =]

Es una forma como cualquier otra de dar con gente que merece la pena.

Josué Ramón Ascencio dijo...

Muchas gracias!!!

pense que estaba leyendo una parte de la pelicula esta "Una Mente Maravillosa"

besos

BB dijo...

No veo cura posible,
afortunadamente...

andina dijo...

Ni en viaje ,ni tapada de trabajo ,ni pudiendo soñar sueños placenteros me abandona esta pertinaz patologìa.

Txell Sales dijo...

¡Totes les malalties fossin com aquesta, que té una gran bellesa!

Reyes dijo...

Jajajajajaa
te quieroooooo
te quieroooooooo...
sí sí una amiga imaginaria puede querer y con mucha fuerza, no lo dudes....
besos desde el tentáculo catorce.
Eres la ostia.

Miguel Baquero dijo...

Si alguna parte me toca de esa dedicatoria, muchas gracias, compañero de delirio.

Raúl dijo...

Eres una "máquina", sí señor.
Divertidisimo y bien escrito.

Sinuosa dijo...

Aysss... creo que en mi caso ya es invalidez permanente.
Avísame, porfa, cuando descubran algún remedio indoloro.
Feliz domingo.

Bárbara dijo...

Besos de otra enferma del sanatorio...

qui sap si... dijo...

No sóc un conill gran i blanc.
No sóc un amic invisible
que et parla i ningú l’escolta.
Però se que no em veus,
i ni potser t’imagines
qui sóc ni
qui s’amaga darrere del meu nom
que no és el meu nom.
T’escric perquè puguis llegint-me
entendre com sóc
i que sento si tu em dius
el que em dius
i jo llegeixo de matinada,
quan tot és fosc
i la lluna dorm en un matalàs
de cotó color núvols nocturn
o és en una altra part del mon.
No sóc un conill gran i blanc.
Però, qui sap si...?

TortugaBoba dijo...

Hola Araceli, te queremos Araceli :)

NáN dijo...

Cierto, las parejas tienden a considerarlo horrible. Y las parejas tienen razón.

Gracias por la parte que me pueda tocar de este inteligente texto.

strongboli dijo...

Visquin els deliris, doncs!

el pasado que me espera dijo...

JOSÉ ROBERTO. Quién sabe si es la efermedad la imaginada por el enfermo, o el enfermo imaginado por la enfermedad.
SHAYNNE.Pues sí, yo que abominaba tanto de los ordenadores,ahora no paso sin mi dosis diaria.La frontera entre realidad y delirio es tan frágil...
JOSUÉ. De nada.
BB, Ni cura ni ganas de curarse, parece
ANDINA, Otra del club, parece.
TXELL, I tant, tú ho has dit.
REYES, Lo cierto es que duré entre tentáculos y tetas, pero tentáculo me pareció más adecuado.ç
MIGUEL, por supuesto que también va dedicado a ti, creo recordar que fuiste uno de los primeros en enfermar.
RAÚL, me alegra que te divirtiera.
SINUOA. Te avisaré si me entero.
BÁRBARA, Sí, consuela que seamos muchos.
QUI SAP SI. Qui sap...
TORTUGA. Gracias...es bueno saberlo.
NAN. Es cierto, las parejas no lo entienden y se entiende que no lo entiendan.
STRONGBOLI. I tant...que siga la fiesta!!

Antonio Serrano Cueto dijo...

Vengo derivado desde el blog de Fernando Valls, donde he leído tus microrrelatos. Felicidades. Hay en ellos un fulgor poco habitual. No conocía tu página, y me gusta, así que volveré a menudo desde mis Silenos. Saludos.

Mega dijo...

Aterrizo esta vez ya desde Barcelona: ¡ojalá todos los delirios fueran tan provechosos (y necesarios) como éste, desde luego que sí! Y un beso fuerte

ana dijo...

Locura moderna.Es una especie de delirio incurable el hecho de molestarse porque alguien le diga algo inconveniente a uno desde el otro extremo del globo.