lunes, 16 de febrero de 2009

COMPAÑERISMO


X-¿Cuántos llevas?
Y- Veintinueve.
X- Yo dieciocho.

Abdul decide bajar para hablar con su mujer Fadija. Ella está a punto de dar a luz , y él, nervioso, incapaz de tragar una saliva casi inexistente, muerde sus labios insensibles y secos como fieltro. Empuja la puerta del locutorio al tiempo que la mano de Y se posa sobre su hombro, como una garra.

Y- Quédatelo tú, que te falta más para llegar al cupo.
X- Gracias amigo, necesito las vacaciones
que nos han prometido.

Basado en hechos reales.


13 comentarios:

El Nautilus dijo...

Enhorabuena por este microrrelato, un retazo de la vida misma, condensada en pocas líneas. Me encanta tu blog, te visitaré con frecuencia.

Reflexiones dijo...

Me gusta, me gusta mucho.

El Viajero Solitario dijo...

Ay, prima, últimamente llego tarde a todos sitios, me está ocurriendo algo parecido a aquel texto que escribí: el hombre que iba con retraso, pero no sabía adónde.

El caso: respecto a tu entrada anterior, sí, hay que cuidarse un poco de esto de los blogs, resulta contagioso. Lo importante es tomar precauciones, como en todo.

En cuanto a lo de los cupos, hay un fallo: X le dice a Y que se quede él con Abdul, porque, según X, a Y le faltaría más para llegar al cupo, pero al principio has dicho que X lleva 18 e Y 29; luego es a X a quien le faltaría más (me doy cuenta, me estoy haciendo un lío al explicarme).

Por otro lado, qué alegría me he llevado el encontrarte en la nave de los locos. Estás igual que siempre, prima, por ti no pasan los años. Me permito hacerte un poco de promoción, espero que no te importe.
UNA RECOMENDACION A LOS LECTORES: si quereis disfrutar de dos excelentes micros de Araceli (a los que nos tiene tan acostumbrados, por otra parte), pasaros por aquí

Sinuosa dijo...

Pues yo hice la siguiente interpretación:
Que X y Abdul son la misma persona.
Que lo de los 18 y 26, eran los años que cada uno de ellos llevaba casado
Que X (o sea, Abdul), llama desde el locutorio a su mujer embarazada que se quedó en su tierra.

También pensé que a lo mejor no eran los años de casados de cada uno, sino los euros que tenían (Y, 29 y X (o sea, Abdul) 19.

Ahora ya no sé que pensar.

Lo que sí me pareció muy lograda es la escena del locutorio, donde interpreto que Y le da sus euros a X (o sea, a Abdul) que le harán más falta.

Me lo explique, plis
;)

el pasado que me espera dijo...

Disculpa, Sinuosa, veo que el resultado del relato es fallido puesto que no se entiende. Lo voy a explicar, lo cual es casi peor que tener que explicar un chiste malo, pero ahí va:
¿Lo saben aquel que dice que...
dos polis (X y Y) se preguntan el uno al otro que cuántos inmigrantes llevan detenidos en lo que va de mes? Ambos deben llegar a un número determinado (y esto es real: el famoso y vergonzoso cupo del que se ha hablado tanto esta semana y que según parece, obliga a los agentes, a realizar un número determinado de detenciones de inmigrantes para acceder a algunos días libres u otras recompensas).
El pobre Abdul le sirve a uno de los dos polis para sumar una detención más y que le falte menos para alcanzar su cupo.

Reyes dijo...

Yo lo entendí AraMe ha gustado mucho.
Además lo dijeron hoy en las noticias.
Lo entendí a la primera , y con un poquito de dolor y algo de sufrimiento.
A veces tengo muchas ganas de bajarme del tren.
Besos.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

En hechos reales y demasiadas veces repetidos, supongo.

Lo bueno si breve...

Sinuosa dijo...

Araceli, si fui yo la única que no vió lo de los polis el relato no es fallido. No lo supe ver. Así que no te disculpes. La vedad es que vi la noticia en la tele, pero no lo asocié.
Anda que no soy yo fantasiosa ni na, mira la que me he montao en la cabeza, dios... jejej
Mis disculpas.

(Voy a tomarme un cacao con bien de azúcar a ver si... jo)

Miguel Baquero dijo...

Pues sí, es una vergüenza eso del cupo, de tener que "cazar" un numero determinado de emigrantes si quieres días libres o sencillamente que no te degraden a trabajos peores. Motivo suficiente para que se monte un escandalo. Pero mucho me temo que se echara tierra sobre todo esto y nadie pedirá responsabilidades.

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Es fácil cazar a aquel que sabes no se va a defender...Sólo me gustaría saber cuantos Euros vale la "cabeza" de cada uno de ellos...

¿Habrá cabezas más valiosas que otras? Digamos la cabeza de un Sudamericano valdrá más o menos que la de un Magrebí, y la de un Subsaharino...¿Y la de un rico aunque sea Sub, Ma o Sud...?.

Ah me olvidaba a este último no se le caza, se le pone chalet y cuenta corriente con derecho a desfalco a cuenta...

Buen relato ¡¡

TortugaBoba dijo...

Yo en cuanto he visto "cupo" me ha venido a la cabeza: policía Madrid + marroquís. Por una vez he acertado. Viajero, yo creo que las cuentas están bien, qué follón.
En cualquier caso, seguro que entre ellos (los marroquís) se están traicionando para poder quedarse en la "tierra prometida" (ja!). Vergüenza de política por dios.
Beso.
Ah, y el relato, un 12 sobre 10.

Raúl dijo...

Certero y perfectamente comprensible, querida mía. Para entenderlo, sólo había que estar informado, echándole un vistazo a la insuperable realidad.

Pd.- Me encantó lo de "basado en..."

Anónimo dijo...

vaya mierda de cuento