miércoles, 14 de enero de 2009

MALOS NEGOCIOS

Te devuelvo los besos que me diste,
no han superado el periodo de prueba.
Tu amor salió con tara,
defecto de fábrica.
La inversión en hijos no da dividendos,
ni estudian, ni trabajan.
La vista a los campos de almendros,
era un fondo garantizado, decían.
Pero no sobrevivió al campo de golf.
La salud que compré a crédito, otro timo.
Subieron el colesterol y los triglicéridos.
Y mi dentadura es agente doble.
Trabaja para el enemigo,
mi dentista.

21 comentarios:

Terapia de piso dijo...

Y que no se acepten devoluciones.

José Roberto Coppola

Josué Ramón Ascencio dijo...

Si es cosa seria eso de fijarce lo que dejo el año verdad...

BB dijo...

"Un amor que se va, cuántos se
han ido"
Y los besos, mejor dejarlos allí,
mudos testigos de esa amargura
que queremos soterrar. Devolverlos,
para qué si son muy tuyos...
Sería mejor enviarle la cuenta
del dentista...
Genial, Araceli
BB

Txell Sales dijo...

És divertit. Em recorda a Julio Cortázar. Un amor tan materialista acaba relacionant-se amb el compte del dentista. Molt bo.

TortugaBoba dijo...

Pues sí que ha sido mal negocio sí. Lo de la dentadura y su doble moral me ha gustado por ser un hecho comprobable al que no prestamos demasiada atención. ¿Cómo se devolverán los besos?
Yo te mando uno sin ticket de devolución.

Sinuosa dijo...

Jo..., menuda inversión...
:(

Mega dijo...

Cantaban los del Último de la fila (¿lo recuerdas?) aquello de: "Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor sale por la ventana"...

Mutatis mutandis, "cuando el cálculo, el interés, entra por la puerta, el amor sale por la ventana".

Abrazo

Reyes dijo...

Suma y sigue y acaba restando...
genial, el lenguaje , esto debe ser lo que decía Punset de dominar la metáfora como si cambiáramos de sitio los compartimentos cerebrales, a eso se le llama tener capacidad literaria.
Besos.

strongboli dijo...

ELPA, tienes razón, esto de hacer negocios es muy malo, no es bueno ni para la salud ni para la cabeza...

NáN dijo...

Brava. Ironía y poema unen muy bien.
(creí haberlo comentado esta mañana, pero no funcionó).

Raúl dijo...

¡Echa el cierre!.

el pasado que me espera dijo...

JOSÉ.Cualquier día, ya verás...todo se andará.
JOSUÉ No es lo que deja sino lo que se lleva el año lo que más duele.
BB, en realidad lo que uno quiere a veces, no es la devolución de unos besos sino borrar su recuerdo, el recuerdo de haberlos dado.Gracies TXELL, Cortazar està darrera de tots els textes dels que el vem llegir.
TORTU Pues ahora que lo dices los besos se deben devolver en un paquetito junto con los jadeos y susurro, y bien sellado, no se vayan a escapar y se estampen donde no deben.Sí que me acuerdo MEGA y es una verdad como un templo, no hay amor que resista con la nevera vacía muchos días.Gracias REYES, está bien lo de los compartimentos cerebrales, yo muchas veces me imagino mi cabeza llena de cajoncitos(bien desordenados).STRONG, el negocio es la negación del ocio.NAN Sí, a mí también me pasa a veces. ¿Dónde irán a parar los mensajes que se pierden en la red?

Bárbara dijo...

En la vida nunca se cuadran las cuentas completamente, siempre sobra o falta algo. No puede ser más cierto que nuestros dientes son agentes al servicio de su majestad el dentista.

El Viajero Solitario dijo...

La verdad es que, visto como un negocio, no hay amor que resulte rentable a largo plazo, me temo. Como bien dices, tarde o temprano, acabarán construyendo un campo de golf -o una urbanización de lujo, para el caso es lo mismo- en el campo de almendros.
Una dentellada cargada de lucidez la de este poema, prima.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues, ya ves, se me han adelantado dos y preciasmente dos de las blogueras que aprecio, Tortu y Bárbara. Así que, ¿para qué decir más, si ya lo han hecho ellas sobre lo de los diente, que también me había hecho gracia? (Chicas, eso no se hace).

el pasado que me espera dijo...

Sí BARBARA, los dientes son unos infiltrados. Lo que pasa es que sin ellos no somos nada.VIAJERO, Ahora no estoy segura pero creo que fue Cortazar el que dijo que Todo dura siempre un poco más de lo que debiera, por eso el amor a largo plazo suele salir bastante mal parado. Ahora no sé si lo dijo Cortazar o nuestra abuela Gertru, que tan buenas salidas tenía,¿te acuerdas,primo?
MUY SEÑORES Eso suele pasar,quien no corre vuela, pero te agradezco el comentario.

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Uhmm después de leer el post y dada la época que estamos viviendo, creo necesario aplicar a un E.R.E. temporal -que no definitivo - y plantear un plan alternativo de viabilidad.

Si te sirve de consuelo el otro día al comer una fabada, noté que el chorizo estaba un poco duro.
No era el chorizo, era un transmisor en miniatura que se me había caido del último empaste que me hicieron...

El enemigo está por todas partes...

Saludos ¡¡

El Viajero Solitario dijo...

Pues pudo haber sido la abuela Gertru quien lo dijo, prima, siempre andaba diciendo cosas así, me acuerdo como si la estuviera viendo; ¿recuerdas aquella vez que nos reunió a todos para celebrar la bajada del precio del pan? La abuela Gertru era así, cualquier pretexto le parecía bueno para una celebración. Acabamos delante de la tele viendo una película de sobremesa de cualquier cadena, todos menos ella, que miraba a través de la ventana algo que nadie más alcanzaba a ver. Abuela, ¿quieres que pongamos otra cosa?, le pregunté yo, o tal vez fuiste tú, prima, o el tío Anselmo, no recuerdo. Entonces fue cuando ella, sin dejar de mirar por la ventana, dijo aquello: se me ocurre que hemos caminado más de lo que llevamos andado.
Todos guardamos silencio y seguimos viendo la película, pero ya no fue lo mismo.

La frase que mencionas la escribió Cortázar en Rayuela, pero tampoco fue él quien la dijo. La dijo Horacio Oliveira, y a saber de quién la tomó prestada. Esa frase, por cierto, la tengo en la barra lateral de mi blog, bajo el epígrafe de Ráfagas, de ahí esta parrafada, por la que te pido disculpas, primita.

el pasado que me espera dijo...

SUEÑO DE GENJI. Es verdad, el enemigo está en todas partes. ¿No serás dentista?
VIAJERO. Ya no tengo ninguna duda, tía Juani tiene razón, has heredado los genes de la abuela.

Miguel Baquero dijo...

Liquidación por fin de existencias

Fran dijo...

No suelo leer al azar versos en la red y menos los momentos en que se me caen casi todas las cosas de las manos.

Pero son buenos tus versos. Yo también compré la salud a crédito y estos días la voy a tener que devolver otra vez. No me hagas caso y enhorabuena. Yo estos días he escrito más para que se me pase esto. También debe ser a crédito.