lunes, 14 de mayo de 2012

LA EFICACIA DEL SISTEMA

Hjnafet y erizo son las dos palabras que me pide el verificador. Las tecleo despacio, letra a letra. Las palabras no coinciden, teclée de nuevo, ordena la pantalla. Esta vez flamigna y vertis son las dos palabras deformes, mareadas y chistosas. Achino los ojos para forzar la vista y tecleo de nuevo, esta vez deteniéndome dos segundos en cada letra, a ver…efe, ele, a, eme…Nada, las palabras tecleadas no coinciden. Lo intento varias veces más antes de desistir. Mi frustración busca acomodo, es imposible burlar al bloqueador de humanos.

19 comentarios:

Nicolás Jarque dijo...

Araceli, no creo que ninguna máquina tuviese la paciencia que tenemos muchas veces con este sistema. ¿Es quizás por eso que lo colocan?

Sinceramente, odio este mecanismo.

Abrazos.

Enrique dijo...

Detectar si eres máquina o humano es uno de los secretos mejor guardados por el sistema pero te lo voy a desvelar. He bajado toda la información al verificador que has colocado como cabeza de tu micro (ek49x) Estoy seguro que en esta ocasión no fallarás, te va sorprender lo que vas a encontrar, ya me dirás algo.

AGUS dijo...

Y seguro que va a más. No sé que será lo próximo, pero vendrá. Bendito progreso, bendito...

Me he reído mucho, gracias.

Abrazos.

Raúl dijo...

Si supieses la de veces que he estado tentado de escribir un relato apoyado ene ste motivo. Sonrío... Veo que no soy el único.

Gemma dijo...

Desde luego son una cruz. Yo me niego a usarlo por absurdo y porque está mal hecho. ¡Besos!

Isabel dijo...

Las eliminé cuando inicié mi blog, se puede hacer. Escribí un post sobre los "atranquijos" como yo los llamo, porque así llamaba mi abuela a las palabras que no entendía.

Me rebela repetir como un autómata. Pero como me gusta opinar, lo que hago ahora es que en los blog que me gustan y las tienen, si en el primer intento no entra, desisto.

Besos.

Flavia Company dijo...

Qué escalofrío fantástico al llegar al final de tu micro. Genial. cmipnvap8fszlkjfbvt7bvzúnzv´.

Laura dijo...

El bloqueador de "humanos" surge porque hay mucho ser artificial al acecho. ¿Es más humano quien yerra tres veces y desiste?. Sí, lo es, porque simplemente : es humano.

Sólo rezo para que cuando de a publicar este comentario hayas quitado el bloqueador y a lo sumo me diga que está a la espera de moderación ...

Voy a probar...un beso....

PD: Ay, que te he conocido porque vengo del blog de Pedro a quien admiro mucho, y me quedaré por aquí un rato "bloqueada" entre tus palabras. Pruebo ...

Laura dijo...

Ay! GRACIAS! fue a la primera, ¡qué alegría!. Un abrazo.

Petra Acero dijo...

Es "imposible" burlar al bloqueador de humanos...
Por eso he pasado. Porque lo primero que he leído me ha convencido, me ha gustado. Porque lo posible no es tema para un relato...

Un abrazo.

Pablo Gonz dijo...

Hola a tod@s, dejo aquí una nota para invitaros a participar en la selección de los mejores blogs especializados en el género del microrrelato. Las votaciones se llevarán a cabo en mi blog hasta el próximo 20 de junio 2012. Y los resultados se publicarán el 21, Día Internacional del Microrrelato.
Un cordial saludo,
PABLO GONZ

Araceli Esteves dijo...

¿Conseguiremos burlarlos alguna vez?

Propílogo dijo...

Una vuelta de tuerca a los dichosos códigos que a muchos nos han dado ideas, porque es obvio que hay algo detrás de ellos. Y nosotros estamos a este lado, al lado incómodo de la verificación.
Abrazo
Gabriel

NáN dijo...

Confieso que solo he visto algún pequeño trozo de peli porno por la fascinación de achinar los ojos y creer que veía algo.

Los palabros torcidos los odio. ¡Y es tan fácil quitar el mecanismo cuando te dicen cómo!

Alejo Z. dijo...

...mientras tanto en el centro de invención del bloqueador de humanos, otro humano.
Un abrazo.

David Moreno (No Comments) dijo...

Yo eliminé este sistema de mi espacio. Me cansan... ´

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Ximens dijo...

¡Cuánta razón! Lo malo es que al final te han convencido de que eres un robot. Muy divertido

Ester dijo...

Araceli, suscribo tus palabras, lo has expuesto claro, y firme, con su punto de ironía para darle frescura.
Saltos y brincos Ester

Celsa Muñiz dijo...

Menos mal que aún tengo oído que a veces me saca del apuro, jajaja