miércoles, 17 de septiembre de 2008


IN MEMORIAM (a mis amigos muertos)
.

Hoy os rescato de la memoria.
A los muertos por atracón de vida.
A los entregados a la Dama como amantes.
A los cuerpos mutilados por células insurrectas,
robados a mordiscos en hospitales.

A los seducidos con cantos de sirena.
Al que contempló por última vez,
el mundo desde un quinto piso.

Muerte traidora y cobarde.
Cazadora solitaria.
Capitana de las sardinas.
Oculta detrás de una curva
para sorprender al ingenuo borracho.

A vosotros, amigos muertos, que también erais yo misma,
y en vuestros rostros blancos de cera ví mi cara y me asusté.

Ahora duermo el sueño de los niños y de los locos,
como si mi número no rodara también dentro de la bolsa,
y el mañana estuviera garantizado.

Nunca más, es demasiado tiempo.

Si en otros descubro caras y gestos que os eran propios,
en agradable amnesia corro a abrazaros, amigos, amigos míos…
y en muda tristeza, abrazo el aire.

Esta tarde, como araña solitaria,
lo que no aplasta el olvido teje tela delicada,
ligera baba de buey lanzada al aire
y atrapada entre mis cabellos.

Sobrevivo, sí.
A menudo sueño, río y saboreo
la sandía dulce y fresca de la vida,
sin medir vuestras ausencias.

Hoy no.

Hoy como hormiguitas, con vuestras patitas negras,
habéis trazado conmigo, frágiles caravanas de palabras,
inventario de añoranzas que dormitan en baúles.

Finalmente, llega el aire de la noche,
y os barre bajo la alfombra.
Los vacíos se disfrazan,
y el mundo sigue girando

6 comentarios:

Reyes dijo...

Hacía tiempo que no leía un poema que refelajara tan bien ese sentimiento que es la conciencia de las cosas , de lo que ya no es, y la vuelta a la "normalidad".
Qué te digo.
Que me ha encantado.
Sobre todo lo valoro más después de haberme pasado la mañana leyendo poemas infantiles que hablan de amor y de sábanas arrugadas .
No sé.
Vivir sirve, entre otras cosas , para escribir textos como el tuyo.
Enhorabuena.

Bárbara dijo...

Es verdad, Araceli, que los muertos nos acompañan y no sabemos cuando empieza, cuando acaba este asunto que llamamos vida.
Me gustan los finales de tus escritos.
Besos

Raúl dijo...

El recuerdo, a veces, no es que sea el mejor, pero sí es el último de los homenajes.

elpasadoquemeespera dijo...

Llega la muerte y se lleva a unos cuantos pero no a ti. Y te quedas con esa cara idiota de no entender nada.
Reyes, me halaga que disfrutes con mis textos, yo hago lo propio con los tuyos.
Bárbara, Si me salen más o menos bien los finales en lo literario, será en el único sitio, no veas lo mal que me sale poner fin a las relaciones.Un beso
Hola Raúl. Algunos recuerdos acompañan como si ya formaran parte de la propia piel, algunos duelen, otros no.

Antonio dijo...

Muy bien por esa poesia valiente, llena de optimismo, con formas que recuerdan al Siglo de Oro, transportado ágilmente a nuestros días con el pálpito de la emoción sincera y pura.

Te mereces lo que me has hecho sentir.

Besos. Y duro con la Canija.

Mega dijo...

Araceli, veo que eres poeta (y buena). Tus versos me han recordado los de Lara Moreno. Como no sé si conoces su poesía, me atrevo a recomendártela. Su enlace aparece en las Playas de Siberia (Guardo tu amor humano).

Saludos